Oficinas renovadas: tendencias y ejemplos exitosos en la nueva era laboral

8 Jul, 2022

El trabajo remoto ha cambiado radicalmente la forma en que los empleados y los jefes entienden la oficina y la importancia que tiene en el ecosistema laboral. De ahora en adelante, estos espacios de trabajo deberán ser más flexibles y colaborativos, convirtiendo a la oficina en el “hogar de la cultura empresarial”.

Usuarios de oficinas transforman sus espacios corporativos y comparten su experiencia con los nuevos modelos de trabajo.

Han transcurrido dos años de estar inmersos en la pandemia del COVID-19 y las organizaciones cada vez más valoran los espacios corporativos, considerándolos como una herramienta crítica para seguir siendo competitivos y fomentar la innovación, lo cual, según Steelcase, solo se puede lograr cuando las personas trabajan juntas de manera efectiva, cara a cara.

Los trabajadores deben tener la certeza de que es seguro volver y estar motivados para regresar a un entorno atractivo que garantice su bienestar físico, cognitivo y emocional, un lugar donde deseen estar y no donde se sientan obligados a estar. Un sitio que satisfaga su necesidad humana innata de relacionarse generando un sentido de propósito compartido y de comunidad. Un lugar en el que disfruten trabajar, analizan los expertos de Steelcase

En la actualidad, muchas empresas en la región han ajustado los espacios de trabajo a estas nuevas exigencias y demandas del mercado, o están en planes de hacerlo.

De acuerdo con Carlos Padilla, Architectural Design Manager de Studio Domus, anteriormente se buscaba aprovechar el espacio de oficina para acomodar a todos los usuarios posibles, mientras se dejaban escritorios asignados y un par de salas para reuniones. No obstante, la pandemia ha obligado a configurar los espacios de diferente forma, y no necesariamente en áreas más pequeñas, sino a manera de entender las nuevas necesidades bajo un funcionamiento de oficina híbrido.

Es necesario el uso de la oficina para propiciar la colaboración y el trabajo en equipo, para comunicar la cultura de la empresa. Por lo tanto, se necesitan espacios físicos en donde se pueda colaborar y expresar opiniones, pero no necesariamente en una mesa de reuniones. Estos nuevos espacios pueden ser más flexibles y cómodos, con mobiliario que se adapte a la situación y permita que puedan participar más personas, o bien un espacio que se pueda dividir para trabajar en grupos de una manera más cómoda y versátil explica Padilla

Al hablar de tendencias, el representante de Studio Domus destaca las oficinas satélites, es decir, cuando el área laboral pasa a ser una sede con estaciones de trabajo y espacios colaborativos.

“Otra tendencia que ya es parte de una necesidad es optar por iniciativas de sostenibilidad y bienestar, que permitan generar una experiencia de trabajo más fluida a través de la integración de espacios interior/exterior. Estos espacios promueven un ambiente más saludable y limpio, ya que incluyen ventilación natural y permiten tener flujos de aire. Además, existe la tendencia de incorporar ventanas más grandes para obtener mayor iluminación natural y permitir la conectividad hacia el exterior, así como biofilia, que es la incorporación de elementos naturales dentro de los espacios de trabajo”, agrega.

El requerimiento de espacio por m2 de oficina por persona está cambiando, pero la reducción de personal por estar en modalidad híbrida no quiere decir que sea necesario disminuir el tamaño de los espacios corporativos.

Según Padilla, es necesario contar con áreas amplias, más cómodas y flexibles, optar por mobiliario estilo residencial, así como implementar variedad de ambientes, cada uno con diferente enfoque y diseñados para que los usuarios puedan colaborar y sean más participativos.

“Es indispensable incorporar tecnología en cada uno de estos espacios para permitir conectarse cuando parte del equipo esté remoto y otros en la oficina. También es importante generar experiencias sin contacto, como sensores de apertura de puertas, ventanas, iluminación, artefactos que utilizan agua, entre otros. A este tipo de sistema automatizado e inteligente se le llama Inmótica, en donde el edificio se adecua a las necesidades de los usuarios desde un sistema central y permite la gestión eficiente del uso de energía en la edificación”, puntualiza.


Nuevos modelos de trabajo

Toda esta transformación de los espacios de oficina va de la mano de los nuevos modelos de trabajo implementados por las compañías, mismos que dependerán del tipo de empresa y sus necesidades.

A fin de garantizar el bienestar de su talento y el éxito de sus operaciones, las organizaciones tendrán que evaluar diversos esquemas laborales como el híbrido, el presencial e, incluso, la habilitación de centros de trabajo periféricos que estén más cerca de los hogares de los profesionales.

Entre todas las opciones, el trabajo híbrido y sin ataduras tiene hoy en día más demanda que nunca, destaca el estudio “The Great Realization – Tendencias aceleradas, urgencia renovada”, elaborado por ManpowerGroup en 2022.

En la actualidad, las personas tienen la intención de conservar el lado positivo de la pandemia y remodelar su nuevo mundo laboral: equilibrar el hogar y el trabajo, valorando la flexibilidad, la interacción, la colaboración y la conexión humana de una manera que funcione para ellos.

“La paradoja híbrida continuará mientras practiquemos y perfeccionemos la flexibilidad que funciona para todos. Los CHRO se enfrentan al próximo gran desafío al reinventar la contratación, la incorporación y el bienestar de los empleados para el nuevo mundo laboral digital”, menciona la firma en el estudio.

Muchas empresas han optado por un modelo híbrido, el cual ofrece un balance entre lo remoto y lo presencial, además de reconocer los beneficios de cada modalidad para impulsar una mayor productividad en los equipos y, a la vez, fomentar una cultura de confianza y flexibilidad.

Leer Más: