NOTICIAS

El edificio, que forma parte del complejo World Trade Center San Salvador, cuenta con una colocación del 50 %.

El director de Agrisal Inmobiliario, división del Grupo Agrisal, Ricardo Auspurg Meza, informó ayer que la Torre Quattro, nuevo edificio que formará parte del complejo corporativo de World Trade Center San Salvador (WTCSS), tiene un avance en su obra gris de un 90 %.

En la búsqueda de satisfacer la demanda existente de clientes, Agrisal Inmobiliario inició la construcción de la Torre Quattro, el cuarto edificio de su complejo integrado de uso mixto, en agosto de 2016 y, aunque su entrega a los clientes esperaba concretarse a finales de noviembre, el avance en la construcción permitirá que sea ocupada durante los primeros días del mismo mes.

El director de desarrollo inmobiliario de Agrisal, Mario Valdés, manifestó que, si después de la entrega los clientes están acomodados en tres meses, podrán iniciar sus operaciones en febrero, “un mes antes de lo programado”.

“Nos sentimos complacidos con el ritmo de avance de la obra, y por supuesto, con la calidad que es lo fundamental”, agregó.

Augspurg, por su parte, destacó que el edificio dispone actualmente con un nivel de colocación del 50 % del área útil de oficina, que cubre un total de 9000 metros cuadrados.

La inversión hasta el momento, según afirmó Ausgpurg, ronda los $20 millones y ha permitido la construcción de “uno de los edificios más seguros de El Salvador”.

Valdés comentó al respecto que esta nueva infraestructura recoge los estándares de calidad y seguridad que caracterizan al complejo de edificios de Agrisal, y además, se incurrió en un diseño amigable con el medio ambiente y que permitirá el ahorro de energía y reducción de costos de los clientes.

“Está diseñado para evitar que el sol entre directamente a los espacios de oficina. Las maceteras no solo impiden que el sol entre directamente, sino que controlan la transmisión de calor. Al hacer esto, hay menos necesidad de enfriamiento, menos gastos de energía en el aire acondicionado. Este beneficio se traduce en un ahorro del cliente”, explicó Valdés.

Las empresas que ocuparán el edificio, que cuenta con 12 niveles y de los cuales siete son destinados a oficinas y cinco para estacionamiento, son de diversos giros comerciales que incluyen organizaciones no gubernamentales, entidades financieras, diplomáticas y embajadas.

Hasta el momento, la edificación ha generado una oportunidad de empleo para 500 trabajadores de construcción que le dan forma al edificio; sin embargo, se espera que, una vez esté completada, podrán instalarse dentro del edificio al menos 900 empleos, que se sumarán a los 3000 que ya han sido creados por el desarrollo de las empresas al interior del complejo.